Videojuegos roleros – Amnesia

Amnesia: The Dark Descent

Este es un juego… peculiar. Me explico: es una aventura gráfica en primera persona, con unos claros tintes de terror. Os preguntaréis por qué está en este blog. Y hacéis bien, pues a primera vista, no está relacionado con ningún juego de rol. Pues bien, cierto. Pero cabe en este blog por las reminiscencias a la Llamada de Cthulhu que rezuma. ¿Qué dice más Llamada de Cthulhu que un castillo en principio abandonado, a mediados del Siglo XIX y con un objeto que no se puede comprender con las limitaciones de la forma humana? De ahí que sea merecedor de estar en la sección de nuestros videojuegos roleros.

Resumen de la historia

Empezamos el juego en un pasillo de un castillo, sin ningún tipo de introducción, ni nada parecido. Sólo una nota en el bolsillo en la que dice que prefirió olvidar a vivir con lo que había contemplado. Vamos investigando las diferentes habitaciones y el trasfondo se va revelando ante nosotros. El trasfondo, y numerosos enemigos, de los que tendremos que escondernos pues no disponemos de ningún tipo de arma. Estos enemigos son horrores más allá de la comprensión humana. Y de la comprensión del protagonista, pues si se queda mirando durante mucho tiempo a estos seres, se va volviendo lenta, pero inexorablemente loco. Y no solo nos podrán hacer daño con la mirada, también pueden golpearnos y hacer daño físico y mental al mismo tiempo. También perderemos nuestra cordura si se acaba la luz que portamos, un candil de aceite que iremos rellenando en distintos barriles que hay por todo el castillo.

El fanal, nuestro único aliado.

Afortunadamente estos enemigos tienen una inteligencia artificial muy deficiente, así que con escondernos en un armario y escuchar la respiración entrecortada del protagonista vamos bien.

A medida que vamos descubriendo notas, libros manuscritos e informaciones variopintas, la historia se abre ante nosotros. El dueño del castillo es Alexander, que encontró una especie de orbe en el desierto y ha desatado los poderes paranormales que tenía en su interior.  Y qué poderes. El protagonista se ve avocado a matarlo, porque la notita que se había escrito antes de perder la memoria se lo dice. Eso, y que hay una pesadilla que intenta cazarlo.

Alerta de Spoiler

Poco después, en un giro de guión que sorprendió a M. Night Shyamalan y que no os recomiendo leer si queréis jugar el juego, se descubre que es el propio protagonista el que había encontrado el dichoso orbe en una tumba antigua. ¿Es que no hemos aprendido nada de TODAS las películas de Hollywood en las que se profanan tumbas? Bueno, en 1830 todavía no se habían escrito, pero es de sentido común, no se abren tumbas malditas.

Hay más historia, pero no quiero apabullaros con información. El caso es que al llegar al final se nos abren distintas posibilidades, que llevan a cuatro finales diferentes. Que aprenda el Mass Effect. No son el mismo final, pero de distinto color, son bastante diferenciados.

Características

Las características gráficas son muy buenas, para ser un juego de hace 10 años, con un motor diseñado exclusivamente para este juego. La historia es muy inmersiva, pero si no nos gusta ir leyendo notas, diarios, etc. No vamos a disfrutarla en absoluto. Recomiendo jugar a este juego de noche, con la luz apagada (aparte de porque si no, no vemos nada, porque el ambiente cambia totalmente la experiencia de juego) y con los altavoces a todo volumen.  Podremos escuchar a los enemigos acercarse y, sobre todo, alejarse.

Valoración

En resumen: si queremos un juego de terror que nos dé la sensación de estar en constante tensión y peligro, este es nuestro juego. Además, con unas ocho horas de duración, estamos ante un gran juego para pasar un buen rato. O malo, según cómo seamos capaces de gestionar nuestro miedo.

Aplicaciones roleras

Una vez analizado el juego en lo que es, vamos a hacer un análisis de cómo podemos implementar estas ideas en una partida de rol.

El trasfondo óptimo sería el de la Llamada de Cthulhu, obviamente. A pesar de transcurrir casi un siglo antes de los Felices Añós 20, el hecho de estar en un castillo cuasiabandonado en mitad de la nada, se puede aprovechar no sólo el escenario, sino también la historia. Abrir una tumba antigua y desatar una maldición que acabará contigo es algo recurrente en las partidas de la Llamada. Todos los monstruos a los que te enfrentarías en una partida de rol relacionada mínimamente con Cthulhu son capaces de acabar con enorme facilidad con cualquiera de los investigadores, consiguiendo así el clima de tensión mientras vas explorando el castillo que nos encanta a todos.

Obviamente, esconderte dentro de un armario y rezar para que no te encuentren no es la mejor táctica de supervivencia para los investigadores, pero para eso está el juego de rol, nos elimina las limitaciones y nos obliga a tener un pensamiento lateral para resolver las situaciones. Ojalá los máster tuvieran las capacidades de la IA de este juego, todas las partidas serían mucho más fáciles para los jugadores.

Sin embargo, este tema también puede aprovecharse en Dragones y Mazmorras (robar un artefacto chungo del mal y de la muerte de la tumba de un nigromante) y darle un toque un poco más épico, permitiendo la lucha contra los monstruos también es una opción más que viable, situar la acción en el castillo, y que los personajes vayan encontrando distintas pistas de por qué están allí y qué deben hacer le dará un toque más interpretativo a tu partida.

Incluso en una ambientación tan diferente como puede ser el Japón feudal de Leyenda de los Cinco Anillos se puede implementar esta historia. Un erudito encuentra un artefacto perdido de las Tierras Sombrías que contiene el alma de un oni, se lo lleva a su castillo y desaparece de la vida pública. Ha conseguido abrir el artefacto y se ha comunicado con el oni de su interior. El demonio le engaña y se apodera de su nombre, lo que equivale a apoderarse de su alma (y aumentar su poder a 9000+) Meses después, el grupo de samurái hace un alto ahí y se encuentra con el portón entreabierto, manchas de sangre en el patio de armas y un olor demencial que lo cubre todo. Su misión será encontrar al erudito y salvar lo que quede de él. Si queda algo.

Y como colofón, si lo que buscamos es un juego de rol más castizo, en una partida de Aquelarre podemos utilizar esta historia también. Una reliquia que ha pasado de generación en generación en Asturias, y que se puede trazar su posesión hasta la época romana, ha desaparecido de la casa del noble de turno. Un aquelarre de brujas lo ha robado y pretende hacer un ritual que abrirá las puertas del mismísimo infierno. Y el grupo de jugadores debe investigar la sala del señor, rastrear al aquelarre, y entrar en el castillo abandonado en el que las brujas pretenden hacer su horrenda magia.

Como podéis ver, este videojuego no se queda en nuestras pantallas, lo podemos utilizar en nuestras distintas partidas de rol, no importa el sistema. El único límite es nuestra imaginación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Videojuegos roleros – Amnesia”