Quiero mastear…y ahora, ¿por dónde empiezo? – parte 1: elegir el juego

Tienes toda la intención de montar tu propia mesa de juego, tienes a los jugadores, el lugar y las ganas. No temes ni al mismo miedo y te desayunas el pánico con cereales. Has entrado en el club de Los Masters, felicidades…ahora toca lo difícil.

Imagen original de Justin Gerard https://www.artstation.com/artwork/DxwROR
Si eres el master, casi seguro que serás el que corre. Los jugadores huelen el miedo y siempre tienen hambre.

Quizás este inicio sea demasiado fatalista y los jugadores no sean unos ogros-destruye-partidas…pero, ¿a quién queremos engañar?

Lo son, y lo sabes.

…sino, tiempo al tiempo

Por todo ello, me dispongo a dar una serie de consejos, que iré desgranando en cómodas entregas, donde tocaré algunos puntos a tener en cuenta y que hubiese deseado que me contaran cuando yo empecé con esto de dirigir rol, pero nadie lo hizo.

Elección del juego

Parece una cuestión sencilla y rápida de resolver, pero nada más lejos. Escoger una temática va a condicionarte muchísimo, tanto a ti como Director de Juego (DJ) como a tus Jugadores, más aún si tu mesa habitual va a estar conformada con tu grupo de amigos más cercanos, a los que quizás no les atraiga en demasía eso de jugar a rol.

Y ya, si lo están gozando con la versión de Star Witcher Wars, pues imagínate

¿Ellos están con el hype desbordado porque han visto la última temporada de The Witcher o están completamente viciados al Final Fantasy VII Remake? pues, amigo mío, más vale que te gusten mucho las historias de Gerardo el Magias o te empieces a aprender el nombre de las Materias del FF, porque tus jugadores quieren ESO. ¿Qué quieres hacer una historia más al estilo de El Señor de los Anillos? pues te aviso que hasta que Amazon saque la serie y haga hervir de expectación a las masas, incluyendo a tus jugadores, será un tanto complicado que les enganche la temática que le propones.

Si a eso añadimos el factor Juego, es decir, el sistema de reglas en sí mismo, las opciones se disparan. Por inercia, el juego más conocido por todos, gracias al movimiento mediático, es el Dungeons&Dragons (D&D), al que casi la totalidad de nuevos jugadores y DJ no le harán ascos, pero ¿es la mejor opción?.

Es buena opción, pero no la única.

Indies versus mainstream

O lo que es lo mismo, juegos de cobertura comercial limitada, los denominados juegos indies, frente a aquellos que están en el candelero de los más jugados, o mainstream. Tienen muchas más diferencias entre sí que un simple factor de distribución comercial, pero empiezo con esta distinción simplemente para que tengas claro que un juego poco conocido no es necesariamente malo, ni que uno de mucho renombre, sea bueno. Todo es sopesar varios factores:

Lo importante de todo esto es que sientas el Power masteril
  1. Qué posibilidades tienes/estás dispuesto para pagar por cierto material: la pela es la pela y por mucho que quieras tener los tres manuales básicos de D&D 5ºEdición, a veces las cuentas no salen y optar por un juego más económico o incluso gratuito, es lo que puedes permitirte.
  2. Qué tipo de juego prefieres tú y tus jugadores: pues aquí puede que lo que os pida el cuerpo sean partidas donde lo que sea más importante es adquirir espadas mágicas cada vez más tochas, matar enemigos a paladas y ligarse a la hija del tabernero. O investigaciones en tétricas mansiones victorianas con cementerios indios en sus cimientos. Son dos tipos de juego muy diferentes entre sí en cuanto temática y, ello se refleja en el sistema que optimiza más una faceta u otra del tema y tono del juego (terror, épica, thriller, etc.).
  3. Qué tipo de historias vas a contar: ¿quieres ver evolucionar al grupo de aventureros desde ser unos pobres diablos con una espada oxidada a grandes héroes de leyenda? o ¿lo tuyo son historias cortas, donde horrores grotescos posiblemente hagan desaparecer a los personajes en pozos de los que nunca nadie más sabrá de ellos?

Y ahora, la lista de la compra

Estaréis pensando a estas alturas, “Joer con el Ismael, como se lía. A mí que me diga que comprarme y ya”. Pues sí…voy de cabeza y al grano y os dejo un par, o tres, de propuestas que sirven para lo mismo. Si me dejo alguno imprescindible, insultadme por favor en los comentarios:

Dungeons&Dragons, 5ºEdición

“!!Anda, que tío coñazo, todo el rato diciendo que D&D no y es el primero que me saca!!” . Al César lo que es del César. D&D es un juego con el que puedes comenzar por un precio muy asequible si compras la Caja de Inicio que te da para bastante tiempo, más aún si cuentas con las cantidad abrumadora de material gratuito contribuido por la comunidad hispano hablante. Si además te resuelves con el inglés, tienes contenido para varias vidas.

Si lo vuestro es historias con magia de por medio, combates más o menos a menudo y aventureros en busca de oro y gloria, el D&D es un básico en vuestra rolteca.

Además de D&D puramente dicho, siempre puedes irte a otros juegos que corren sobre el mismo sistema SRD (el de dado de 20 de toda la vida, vamos), como El Resurgir del Dragón o Vieja Escuela, que todo el contenido de unos y otros es bastante compatible entre sí.

FATE

Con es sistema de FATE tienes tres opciones de nivel de complejidad, de menor a mayor: Fate Acelerado, Fate básico y Fate avanzado. Se le considera el Juego indie por excelencia e incorpora un estilo de juego muy cinematográfico y puramente narrativo. La finalidad del juego, sea la temática que sea, es la de contar historias donde poder incluir chuladas varias.

Al igual que la comunidad de D&D (y por ende, del sistema SRD), de FATE hay cantidades ingentes de contenido contribuido (en inglés mucho más), y al ser un sistema agnóstico (es decir, sin estar vinculado necesariamente a una temática), tiene multitud de libretos de mundos de juego a la venta, tales como Venture City, Cuentos de las Nuevas Tierras o Evolution Pulse, por poner un par de ejemplos muy diferentes entre sí.

¿Su mayor ventaja? un solo sistema, el cual puedes modular para simplificarlo o complicarlo según quieras, altamente hackeable (es decir, puedes hacer reglas propias sin romper el juego) y con el que podrás cambiar de temática a tu antojo sin tener que aprender reglas nuevas.

Dungeon World

La opción PbtA (Powered by the Apocalypse o motor de reglas de Apocalypse World ), que para el mazmorreo tradicional es una opción más narrativa, con una forma un poco diferente de dirigir, pero igualmente enriquecedora. Tiene unas mecánicas muy divertidas por el que los jugadores disponen de momentos en los que la narrativa está en sus manos. ¿Qué podría salir mal?

Si quieres saber un poco más cómo funciona, nada mejor que descargar la guía gratuita de inicio.

Decir que de este sistema, al ser agnóstico como FATE, existen varios juegos de diferente temática, tales como Blades in the Dark, Sombras Urbanas o The Veil, cada uno con un sabor completamente diferente, para el gusto de cada cual.

En conclusión

Te entra en gusanillo y acabas así con todos tus manuales

Con estas pocas propuestas que he dado, las cuales no rascan ni la superficie de todas las opciones existente hoy por hoy, ya podrías jugar durante varias vidas. Te dejo un par para que vayas viendo lo que se mueve y las posibilidades. Si listase una cantidad media de títulos me daría para varios posts muy, MUY largos, pero no va de eso esta clase.

Si tienes alguna duda sobre qué juego o sistema usar sobre una temática en concreto, no dudes en preguntar en los comentarios, ojo, todo desde mi opinión,

Cómo último punto antes de despedirme, dejo una pregunta en el aire que sería importante que te hicieses cuando elijas tu primer juego de rol para dirigir, y me marcho entre bambalinas:

¿Qué le pides a un juego de rol para que sea redondo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.