Mutant Year Zero – ¡Continuamos con Blood & Gasoline! (Una plaza abierta)

Una vuelta más de tuerca, se complican las cosas más aún. ¿¡Por qué ahora el Anciano?! ¿¡Qué ostias es el Edén que ahora sale por doquier?!… ¿Y las jodidas caníbales? ¡Por todos lados y todas mujeres! Hay muchas preguntas y pocos hablan. Morgan queda junto al Anciano, previniendo una guerra en casa. Deckerd espera vernos muertos cada vez que salimos. Maryl se frota las manos. Y Jaybe ayuda en lo que puede…

Mientras vagamos entre carreteras, robando combustible, saqueando aldeas… abandonadas. Buscando respuestas. Pisamos el acelerador, nos acogen comunidades de refugiados, ocultos donde menos esperas.

Nos esperan, arriba en la torre más alta que hemos conocido. Negra como el carbón. De arquitectura rara. Llena de chapas de acero que cubren las rotas ventanas. Nos conducen hasta arriba; nos espera una mujer… Pero desde la azotea desde ese edificio vemos la columna de humo.

Muy buenas, así presentamos la continuación de la campaña de Mutant Year Zero: Blood & Gasoline. Ambientada en un juego de rol post-apocalíptico que va a poner tus entrañas al filo de un cuchillo.

Al dedicar esta partida a una campaña desarrollada para la ocasión, será necesario recordar uno de los puntos antes mencionados.

-. Si una persona se ausentase (por los motivos que fuere) de una de las fechas, se irá considerando reemplazarle (sin la posibilidad de crear personaje nuevo para la incorporación). Siendo reemplazado automáticamente en la segunda ausencia siempre que haya jugadores en lista de espera